Día internacional de la mujer trabajadora

8 de marzo: una fecha para conmemorar.

El próximo 8 de marzo de celebra en todo el mundo el Día de la Mujer Trabajadora, una fecha que sin duda pocos recuerdan el por qué se eligió esa y no otra para “conmemorar” y no celebrar que las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres en el trabajo, aunque a día de hoy sea algo más bien incierto.
A principios de siglo, el papel de la mujer se cernía al de esposa, ama de casa, progenitora y madre. Aquellas que por cualquier motivo deseaban trabajar, eso sí, casi siempre en materia textil (era impensable en las empresas), se encontraban con jornadas de 14 y 16 horas, sin descansos, con un sueldo ínfimo y con un maltrato social. Las condiciones eran precarias, sin seguridad social, ni incentivos, y por supuesto, tampoco vacaciones.
En el año 1908, las trabajadoras de
Sirtwoot Cotton (Nueva York) se encerraron en la fábrica para pedir una reducción de la jornada laboral a 10 horas y el descanso dominical. Las empleadas pensaron que sus jefes les harían más caso si permanecían en el lugar más tiempo. Descubrieron que no era así. Los dueños tomaron represalias y prendieron fuego a al fábrica, acabando con la vida de 129 huelguistas.
Dos años más tarde, después de que la noticia recorriese el mundo, durante la II Conferencia Internacional de Trabajadoras -celebrada en Copenhague-, las dirigentes alemanas
Clara Zetkin y Kate Dumker propusieron que el 8 de marzo fuera declarado como Día Internacional de la Mujer en homenaje a las costureras de la Sirtwoot Cotton. A partir de entonces, y a lo largo de todo el siglo XX, esta fecha se convirtió en una jornada clave para reivindicar los derechos de las oprimidas de todo el planeta.
Hoy en día, la mujer sigue contando en muchos casos con 30% menos de sueldo que el hombre, eso sin contar con las verdaderas perjudicadas, las amas de casa. Estas no reciben sueldo, se ven obligadas a trabajar entre 7 y 9 horas, e incluso algunas además tienen su empleo fuera del hogar familiar, no tienen seguridad social, ni vacaciones, es decir, que prácticamente están activas las 24 horas del día.

Sara Torres tiene 31 años, es jefa administrativa de obra, trabaja 8 horas diarias, aunque no cuenta las que debe ejercer de ama de casa. A pesar de ello, asegura que, aunque al volver al hogar tenga que hacer otras labores “no me quejo”.
Sobre la fecha elegida para conmemorar el Día de la Mujer Trabajadora señala: “No sabia”. Comenta que “en ocasiones los hombres suelen recibir mayores sueldos que las mujeres, pero que afortunadamente parece que la cosa empieza a cambiar.
Lucía Navas tiene 54 años. Trabaja como auxiliar de clínica en un hospital. Lleva más de 35 encargándose de la esterilización, para eliminar las bacterias de todos los utensilios, sábanas y materiales que se utilizan. Su jornada es de 8 horas diarias, pero cuando llega a casa tiene que hacer la comida, limpiar y mantener el orden en el hogar. Le duelen las manos. Hace años tuvo que operarse de una de ellas, “el trabajo de la esterilización es duro”, comenta Lucía, “y llego a casa y me encuentro todo por hacer. Pero es cierto que mis hijos trabajan, mi marido también, aunque una ayuda no me vendría mal”. En estos momento se encuentra de baja, como las largas colas que se encuentran en la seguridad social. El 80% son mujeres, muchas de ellas pluriempleadas.
Muchas de las tareas las realizan prácticamente todos los días. Por ejemplo, hacer camas, fregar, preparar comidas, servir la mesa, asear a los niños, cuidar ancianos, etcétera. Otras, como la compra de alimentos, el repaso de la ropa, la plancha, sacar la basura, cuidar las plantas, realizar gestiones con bancos, comunidades de vecinos y arreglo de electrodomésticos, las llevan a cabo con cierta (mucha) periodicidad.
En función de la hora del día trabajan de cocineras, costureras, fontaneras, enfermeras, administrativas, taxistas, camareras profesoras, comerciales, albañiles o empleadas del hogar.
En cualquier caso, parece muy lógico que las asociaciones de amas de casa se quejen porque se las denomina población inactiva y reclamen entre otras cosas su inclusión en el PIB y un estatuto propio.
El Parlamento Europeo y Naciones Unidas instan a los gobiernos a que adopten una serie de medidas jurídicas y económicas, como su inclusión en el PIB (valorando su trabajo a precio de mercado, esto es: lo que significaría conseguir esos bienes y servicios si hubiera que pagarlos), apoyo al reciclaje profesional que permita la reanudación de una actividad lucrativa, y la individualización de los derechos de la Seguridad Social (lo que les posibilitaría recibir una pensión a título propio).
Las demandas de los colectivos de amas de casa en España van en general por estos mismos derroteros. De hecho, en algunos países han conseguido que se adopten algunas medidas. En Francia existe ya un Estatuto Social del ama de casa y de la madre que regula su situación, además de dar una ayuda económica al tercer hijo. En Suiza se les proporciona una pensión de jubilación y viudedad y/o pensión por cuidado de niños. En Alemania se tienen en cuenta los periodos de educación de los hijos para el cálculo del seguro de la vejez, e incluso en el País Vasco existe una desgravación fiscal para las amas de casa. También han surgido algunas líneas de pensamiento entre estos colectivos reclamando un salario para el ama de casa.
Así están las cosas. Mujeres pluriempleadas, madres amas de casa y trabajadoras. Por ello, cuando llegue el día 8 de marzo quizás habría que pensar en aquellas 129 trabajadoras de Sirtwoot Cotton que murieron por reclamar unos derechos, para seguir luchando hoy en día e intentar que se equiparen los sueldos y las condiciones laborales de ambos sexos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s