Contamíname y mézclate conmigo: OCU vs Aguas de Alicante. 2ª Parte

Si hace pocas semanas escribía sobre la problemática que surgió sobre la contaminación de las aguas de Alicante ahora, recibiendo la contestación de la OCU después de inscribirme gratuitamente, eso sí, os remito la carta para que le echésis un vistazo, no tiene desperdicio:

Estimado socio:

Con más retraso del que era de desear acuso recibo de su correo del día 28 de febrero al que paso a responder brevemente. Le pido idsculpas por el retraso, debido, principalmente a la importante reacción que el estudio del agua ha suscitado en los ayuntamientos que han quedado peor reflejados en el estudio.

Como es fácil de entender, nuestros estudios tienen una gran limitación en cuanto a su dimensión económica. Por eso, no podemos hacer otra cosa que una instantánea (incompleta) de la situación para ponder de manifiesto los posibles problemas y tratar de que quienes tienen la responsabilidad concreta (en el caso de agua, los ayuntamientos) pongan las soluciones oportunas. Y esa responsabilidad atañe tanto a los ayuntamientos grandes como los pequeños.

Con relación a la información dada por el ayuntamiento de Alicante le adjunto la respuesta que, aunque supongo le habrá llegado, entiendo que responde a sus inquietudes.

Madrid, 2 de marzo de 2006. La Organización de Consumidores y Usuarios quiere informar a todos los ciudadanos y medios de comunicación de Alicante que las afirmaciones esgrimidas en la circular distribuida por Aguas de Alicante se compadecen muy mal con la realidad.

Decir que el estudio de la OCU “no tiene fundamentación alguna ni el más mínimo rigor” no es sólo una inaceptable falta de respeto al trabajo de los técnicos de la Organización, si no que va también contra las miles de familias que, con su apoyo, hacen posible trabajos de la importancia que nos ocupa. El trabajo de la OCU se basó en los resultados obtenidos por la analítica realizada por un laboratorio que tiene, al menos, la misma cualificación que el que lleva los controles de Aguas de Alicante. Para ello se tomaron todas las precauciones recomendadas por el laboratorio con el fin de garantizar una analítica con absoluta fiabilidad, de no ser así difícilmente un laboratorio del prestigio nacional e internacional podría asumir la responsabilidad de los datos. Y difícilmente, de no ser así, la OCU podría hacer suyas las conclusiones derivadas de esos datos.

Lo que este estudio ha pretendido, como otros tantos que la OCU viene realizando, ha sido tomar una instantánea de la prestación de un servicio básico. Y lo que se ha encontrado no ha gustado nada a la Organización. Es cierto que si la foto se tomara hoy el resultado podría ser distinto. Para bien o para mal. Pero no parece llamar al optimismo el hecho de que esa foto ofrezca resultados peores que los que se tomaron en 2002.

La carta de Aguas de Alicante pasa por alto el buen resultado que, en el mismo estudio, se otorga a las aguas de Alicante que proceden de los pozos, ya que el problema radica en el procedente de las aguas superficiales, cuya calidad, en el parámetro apuntado, incluso, ha empeorado con relación al estudio de 2002.

Dice Aguas de Alicante que se dispone de “datos analíticos suficientes” para afirmar que el agua cumple todas las exigencias legales. Lo lamentable, y que pone de manifiesto el inaceptable nivel de respeto al derecho de información de los ciudadanos, es que esos datos, por exigencia legal, deberían estar disponibles para los ciudadanos en la base de datos Sinac (http://sinac.msc.es) que, Aguas de Alicante, tiene la desfachatez de citar sin haber comprobado previamente lo que en ella existe sobre los datos de la capital. Con la información disponible, actualizada ¡el 31 de octubre de 2005! ningún alicantino podrá conocer las características del agua que bebe.

Por respeto a ese derecho de información, la OCU hizo públicos los resultados del estudio, en los que se ratifica plenamente, y seguirá atenta a la respuesta real que, más allá de las palabras y de las amenazas, darán los ayuntamientos al problema detectado.

Con todo, ya que el tema nos parece grave, estamos en estos momentos negociando con laboratorios de garantía la posibilidad de que los socios de OCU acudan a ellos para realizar una analítica completa del agua del grifo de su casa o de su comunidad de propietarios a un precio más que razonable, para que conozca la calidad del agua que llegan a sus domicilios. Una vez que consigamos que se concrete, de ella tendrán cuplida información tanto por nuestra revista como por nuestra páginan web.

Agradeciéndole su confianza, aprovecho para saludarle cordialmente,

José María Múgica Flores,
Director General de la OCU
José María Múgica Flores,
Director General de la OCU

Anuncios

3 Respuestas a “

  1. A mi casa llegó una carta de Aguas de Alicante en la que intentaban desmentir los datos que había difundido Consumer. En la “propaganda” de la empresa municipal decían que el agua de la ciudad es potable y en ese momento pensé: “Hombre, sólo faltaba eso, que nos estuvieran metiendo veneno en nuestras casas por los grifos”. Y es que sí, es verdad, el agua es potable,… pero la calidad es pésima. Todos los alicantinos sabemos de siempre que el agua de nuestra ciudad es difícil de beber, incluso no hacia falta ni que Consumer nos lo dijera. Lo malo es que se creen que todavía nos chupamos el dedo y pueden comprar nuestra opinión llenándonos los buzones de aclaraciones forzadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s