Especulación

¡Más dinero!, como decía Coque Malla

Por si no os suena la denominada “Operación Malaya” os contaré por encima de qué va. Se trata de la operación contra la corrupción del Ayuntamiento de Marbella.

Isabel García Montes

Se han incautado en esta operación diversos bienes, cuentas bancarias, dinero en metálico, cajas de joyas, obras de arte —entre ellas varios miros—, vehículos de lujo, un helicóptero, más de un centenar de caballos purasangre —valorados en tres millones de euros— toros de lidia y armas antiguas. En total 2.400 millones de euros. Entre los que han caído está la actual teniente alcaldesa Isabel García Montes.

Pero no es el primer caso y sin duda tampoco será el último. El poder, los que están arriba, el dinero y la capacidad de que este último esté al alcance de la mano, los permisos, y un largo etcétera, provocán que caigan en la tentación. Algunas veces se les pilla, otras no pero lo que está claro es que probablemente todos sin excepción haríamos lo mismo. Hoy en día no hace falta ser millonario, está claro, uno por sí mismo también puede intentar defraudar a Hacienda, y si alguien no lo intenta que me lo diga. Así que si tuvieses al alcance un millón de euros, ¿qué harías? o ¿nunca se te pasaría por la cabeza llevartelo? Eso sí lo de Marbella es día si y día también, recordemos al fallecido Jesús Gil (que en paz descanse) y aquella historia de las camisetas del Atlético de Madrid y todos los escándalos de la ciudad malagueña.

El dinero lo mueve todo
Lo que sucede es que el dinero y el poder, juntos o por separado saca lo peor de nosotros, nos vuelve codiciosos, y lo queramos o no, los que carecemos de el, nunca entenderemos el por qué una persona, un alto cargo, con bastante dinero, con la vida resuelta, desea poseer más. Debe ser por que el dinero no da la felicidad, pero ayuda.

Anuncios

Una respuesta a “

  1. El problema es que ven que pueden conseguir un dinero fácilmente, con una simple firma, y ya se lían y no pueden parar, después de una viene otra… pero se olvidan de que al final todo acaba saliendo a la luz y quedan como lo que son: unos patéticos ladrones.Un saludo, Toni.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s