La marca “Benedicto XVI”

JMJ 2011 Cibeles

Image by Zona Retiro via Flickr

En este horizonte nuevo que se ha abierto ante nosotros de vanguardistas profesiones 2.0 como Community manager, CEO, SEO, Social Strategist, … no puedo más que sorprenderme cuando mis profesores del #cmua me repetían una y otra vez, que esto exige tiempo, mucho esfuerzo y mucha implicación. Una “profesión” en constante evolución a la que le das la espalda un 1 segundo y te has perdido las novedades. Los cambios de Internet, las nuevas redes sociales, nuevas maneras de atraer al cliente y fidelizarlo. Una vez te sueltas de la mano de los maestros, uno vuela solo, un poco perdido al principio, con millones de dudas, cientos de reflexiones y un mar de conocimientos que no caben en un vaso. Quizás por eso, haya empezado a percatarme de que tan importante es la persona como la marca. La persona hace y deshace, conversa, crea contenido lleva a la marca donde es posible que nunca haya estado, miles de fans y seguidores, buenas o malas críticas y si se tiene mano derecha y un poco de izquierda, capeas los temporales con más o menos clase y en ocasiones puedes hasta respirar. Pero sin duda, hay algo más importante que la persona: la marca. Si la marca es buena, es conocida, sube como las espuma. Es posible que una mala gestión se la lleve en volandas durante un tiempo, pero seguirá estando ahí, aunque sus crisis y “meteduras de pata” nos sirvan para formarnos. Pero hay ocasiones que la marca casi diríamos que vuela sola, sin ayuda.

Si alguno se había perdido entre tanta reflexión disculpe, pero es que mi intención era introducir la marca “Benedicto XVI”. En tan solo una semana, y cuento únicamente datos españoles, ha conseguido más de 80,000 fans en Facebook y más de 13.000 seguidores en Twitter, sin contar todas las páginas que se han realizado en otros idiomas. La figura pública siempre se eleva entre datos estadísticos, Social mentions y demás. Para gustos colores. Por eso los mensajes que intentan captar a más “fans” son de lo más variopinto y no requieren de un gran estudio por parte de los Community Managers. ¿Qué se dice de la marca en Internet? De todo. Los mensajes en la red microblogging pasan por el “Peregrinos de La Rioja cantando el Alabaré, alabaré” o “Aplausos de californianos y mexicanos interrumpen la catequesis de don Javier. El ánimo es alegre y festivo :-)” y por supuesto el mensaje más manido “Buenos días, benditos seáis todos”. Y no me sorprende en absoluto. Ahí tenemos a Bisbal que tiene más de un millón de seguidores en Twitter a pesar de haber metido la pata con la historia de las pirámides. Así que aquí estamos, el Papa, Bisbal y yo, y no precisamente para arrancarnos por “Bulerías”. Uno llega mañana y el R. Madrid tendrá que celebrar la Supercopa en Neptuno, el otro seguirá metiendo la pata si alguien no le dice que piense antes. Y yo, a seguir pasándome horas delante del ordenador dejándome los ojos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s