Por una camiseta roja

España campeón, Mundial Sudáfrica 2010

Reconozco que me encanta, me dejo la voz en los partidos de España. Es increíble como en poco más de dos horas nos quitamos el disfraz de Homo Sapiens y sacamos al Neandertal que llevamos dentro. Insultos, gritos, utilizamos lo más variado de la onomatopeyística durante ese período de tiempo y guardamos el pudor. El habitual “yo, me, mi, conmigo” de transitar por la calle sin saludar ni importante lo que rodea se convierte en abrazos con desconocidos, besos, saltos, brindis, a veces todo junto, pero unidos. Incluso después de un gran partido, como el de ayer, me sorprendí a mi mismo cuando cruzando una calle (iba con mi camiseta de la selección), un coche me pitó y el individuo de dentro sacó la cabeza y con gran elocuencia me dijo: “¡¡¡¡Eeeeeh!!!!”. A lo que yo, hilvanando conceptos y rumiando una respuesta le contesté: “¡¡Eeeeh!!!” Lo que decíamos, comunicación neandertalis pura y dura. ¡¡Y nos entendimos!!

Y de esta manera, durante poco más de dos horas olvidamos la prima de riesgo, a Rajoy, a Merkel y el paro, las ganas de abandonar el país a su suerte, emigrar a la Cochinchina que ahora ya se vive más o menos bien en cualquier sitio menos en la piel de toro. Durante esas poco más de dos horas te dejas la garganta, “como España no hay nada”, “somos la h…”. Y cuando acaba el sueño en el que nos sumen 11 jugadores pensamos que los españoles viven fuera lo hacen por algo, aunque siempre digan “tengo que volver a España” o “Quiero mucho a España”, como Julio Iglesias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s